Instituto de Historia Eclesiástica Isabel la Católica

Crónica

Libro “Isabel la Católica. El enigma de una reina”

8 de junio de 2004


  • 1. Libro “Isabel la Católica. El enigma de una reina”
  • (Capítulo 2)
  • (Capítulo 3)

    1. Libro “Isabel la Católica. El enigma de una reina”

    |<  <  >  >|

    La Comisión Isabel la Católica, con motivo del V centenario de la muerte de la reina Isabel I de Castilla, ha publicado en la prestigiosa editorial “Sígueme” esta biografía escrita por José M.ª Javierre Ortás, que ha sido presentada el 8-6-2004 en el Círculo de Recreo de Valladolid, con la presencia del arzobispo D. Braulio Rodríguez Plaza.

    Su autor, sacerdote y periodista oscense de origen y sevillano de adopción, es perfectamente conocido por la dirección de programas en TVE (Últimas preguntas) o en Canal Sur TV (Testigos hoy) y a través de los éxitos editoriales de sus ya numerosas obras. Es un gran experto en místicos españoles del Siglo de Oro, en personajes pontificios y, como elegante, honrado y amenísimo periodista con una enorme cultura, en cualquiera de los temas de actualidad, conversar con él es, siempre, un placer, un regalo delicioso. Es responsable, además de la Gran Enciclopedia de Andalucía y de la versión española de la Historia de la Iglesia de Fliche Martín. Hermano del cardenal Antonio María Javierre, José M.ª suele matizar: «Antonio cardenal no tiene la culpa de ser mi hermano».

    Sobre el contenido de esta biografía, en la que ha trabajado a conciencia durante más de tres años, el mismo José M.ª Javierre manifiesta:

    «Antes de comenzar a escribir esta biografía de la reina Isabel I de Castilla, la Católica, he colocado en dos columnas los elogios y los denuestos a la Reina Isabel. Como la mayor parte de los españoles, recibí dos “informaciones” contradictorias acerca de la reina: Durante la primera y segunda enseñanza, época después de nuestra guerra civil, me contaron a Doña Isabel como estandarte de las glorias de España. Durante los últimos años del franquismo y transición democrática, Isabel se convirtió en una figura maldita, repugnante, síntesis de hipocresías y maldades características de la derechona fascista.

    Me exigí, pues, realizar una biografía serena, tal cual la derivara de los documentos. Sin trampas ni disimulos. No polémica, “contra nadie”, ni a favor ni enemiga de la reina Isabel. Acaso polémica “contra mí mismo”, porque al final habría de optar entre las imágenes contradictorias que tengo recibidas. Quién fue Isabel, cómo era. Soy periodista y trato de responder discretamente la pregunta.

    Amigos, de uno y otro color: He tratado de ser leal; al final del libro me confieso.»

    |<  <  >  >|

    |<  <